En la gastronomía de Paterna del Campo destacan, por su tipismo, las chacinas, tan características de nuestra provincia; y las migas, uno de los platos sencillos que constituían la dieta fundamental de pastores arrieros y gentes del campo de muchos lugares y de las que hay hasta más de 15 recetas diferentes. Se pueden hacer con pan y con harina, pudiendo acompañarse de una gran variedad de ingredientes.

Otras comidas que se pueden disfrutar en Paterna son la carne en fiambre, el típicamente andaluz, gazpacho, muy propio para sobrellevar las altas temperaturas estivales y; por supuesto, los tostones: pan tostado al calor de las brasas, con aceite y acompañado de sardinas o caballas asadas. Los guisos tradicionales son otra suculenta opción gastronómica, de entre ellos destaca la caldereta, con carne de cerdo, de ternera o de cordero, acompañada de verduras y con patatas como guarnición o el potaje de garbanzos, comida de sabor y estilo muy tradicional. Todos estos platos son muy típicos en la comarca, destacando en todos los municipios por su calidad que se ve realzada por el aceite procedente de las almazaras de la zona.

Para terminar una buena comida, hay que guardar espacio para los postres, que en Paterna son deliciosos y constituyen un amplio surtido de dulces elaborados de forma artesanal. Así, vinculados normalmente a los ciclos festivos encontramos deliciosos ejemplos como los llamados roscos “tontos”, o los roscos de vino y huevo, las tortas de pan y manteca, las tradicionales y deliciosas torrijas de vino y miel, los pestiños, los rosquillos de aguardiente, los piñonates, las petacas, las hojuelas y las empanadillas rellenas de cabello de ángel y chocolate.

Próximos Eventos

    Actualmente no hay información